17 Elementos en casa que pueden dañar o envenenar a tu Perro

La importancia de guardar cada cosa en su sitio: Bienestar para tu perro

Muchas veces, las razas de perros grandes pueden llegar a ser un peligro en casa, sobre todo si son animales curiosos. Al igual que las personas, éstos desean investigarlo todo y a veces, eso puede crear un gran susto para ti y para ellos.

La seguridad canina es una necesidad tanto en el jardín como dentro de casa, ya que muchas veces se pueden producir desde intoxicaciones, hasta muertes repentinas en el peor de los casos (en los que no se les atiende con la rapidez que se debería), no es la primera vez que hay que realizarles lavados gástricos o también cirugías, para retirarles materiales difíciles de digerir para ellos como pueden ser la lana, las piedras o incluso el plástico.

¿Qué hacer entonces para aumentar la seguridad de los perros en casa? Es muy fácil:

  • Coloca los productos de limpieza cerrados y con su envase original en armarios cerrados.

 

  • No dejes a la vista, esponjas, así como trapos y todo tipo de utensilios de limpieza cuando no estés en casa.

 

  • En el jardín apuesta por un simple césped bien cuidado y no tengas pequeñas piedras que ellos podrían ingerir o masticar.

 

  • Ten un armario cerrado y en lo alto para medicamentos.

 

  • A la hora de comer, no dejes los medicamentos a la vista, encima de la mesa, guarda las pastillas en pastilleros. Los perros grandes al levantarse pueden alcanzar lo que se propongan.

 

  • Intenta no usar productos tóxicos y fuertes para cuidar las plantas de tu jardín o terraza, al mordisquearlas o morderlas, ellos podrían intoxicarse.

 

  • Trata a tu perro inmediatamente si desarrolla desde cachorro los síntomas de la pica. En esta enfermedad que se ocasiona muchas veces por ansiedad y trastornos compulsivos, ellos comen desde piedras, a plástico o incluso ropa, estando más propensos a obstrucciones intestinales y problemas estomacales.

 

  • Ayuda a tu perro. Intenta que todos los miembros de la familia interactúen con él, llevándolo de paseo al menos 3 veces al día y jugando. Tú puedes llevarlo afuera a primera hora de la mañana, tu pareja después de comer, otra persona que esté libre, a finales de la tarde, mientras que los niños pueden entretenerlo por la tarde. ¡De este modo se sentirá más relajado y cansado y no tendrá que investigar en todo o buscar entretenimiento!

 

  • Se cariñoso con tu perro. La mayoría de los animales necesitan también sentir que son queridos. A veces, un perro puede ingerir objetos o elementos de la casa que no son sanos ni normales para su digestión, únicamente para recibir atención de ti. Si se siente acompañado y que lo amas, no pasará nada ni recurrirá a esas tramas para hacer que le hables o le acaricies.

 

  • Cuando lo saques fuera de casa, llévalo siempre con correa y cuida de él, lamentablemente, son populares (a lo largo de todo el mundo) los casos en los que gente coloca veneno en comida tirada en los parques.

Como ves un poco de organización te ayudará mucho a prevenir envenenamientos en los perros, problemas de pica e indigestiones que pueden terminar en casos severos en operaciones nada agradables, pero necesarias para la vida del animal.

Ahora ya sabes los trucos para evitar sustos en las casas que tienen mascota, pero vamos a ahondar un poquito más en los elementos más dañinos para los perros, y que pueden causar en ellos.

Listado de 17 elementos comunes en casa que pueden envenenar a tu perro  o dañarlo ¡atento/a ellos!

  • Las cuerdas: pueden producir obstrucción intestinal, así como vómitos, un signo de que algo no está yendo bien. Notarás también como su barriga está hinchada y cómo gime o lloriquea de dolor y no se mueve. En muchos casos, la cirugía es la solución.

 

  • El hilo: si son fragmentos pequeños de hilo suelto, los defecará, pero tendrán problemas para expulsar las heces. Notarás como tarda mucho en terminar de hacerlo y a veces tendrás que tirar de las heces desde fuera, con la ayuda de una bolsa, ya que no será capaz de echarla. Si se comen carretes, se necesitará cirugía.

 

  • Los cables eléctricos: en el caso de equipos enchufados, el riesgo de descarga eléctrica es algo común. Puede acarrear la muerte, así que nunca dejes cables al alcance de tu mejor amigo.

 

  • El acetaminofén o paracetamol: es un compuesto químico que se encuentra en los medicamentos humanos y pueden causar daños letales en el hígado de los animales. Si se toman tubos enteros, puede producir coma, taquipnea, insuficiencia renal y la muerte si no se corrige dentro de las primeras 24 horas.

 

  • Las pilas de botón: al degradarse con los ácidos naturales de la digestión en el estómago, pueden causar daños a los órganos vitales, parálisis, así como dolencias severas del esófago. ¡acuérdate de desecharlas siempre!

 

  • Las barras de chocolate: el chocolate negro sigue siendo uno de los dulces prohibidos para los perros, ya que pueden sufrir de taquicardias y paradas cardiorrespiratorias. Si ingieren mucho, (entre ¼ de su peso y más) puede producir la muerte. 1 gramo puede ser muy tóxico para razas de perro pequeñas. Asegúrate de que siempre compras chocolate para perros y que las golosinas no están a su alcance.

 

  • Detergente líquido concentrado: lo peor es que son los responsables de las úlceras en boca y estómago y también de las quemaduras en el esófago.

 

  • Fertilizante para plantas recién puesto: tienes que dejar que sequen antes de permitir a tu perro explorar la zona, ya que podrían envenenarse por las altas cantidades de nitrógeno así como pesticidas que tienen.

 

  • Envoltorios de comida: ¡ten cuidado y siempre pon la basura en un cubo! También vigila que en la calle no le echa la boca a nada de esto, ya que tanto el plástico como las envolturas de papel pueden ser fatales. A quien más le podría repercutir (sobre todo las ingestas de los papeles de magdalenas) es a los cachorros.

 

  • Palos de madera: ¡sí! Siempre vemos a felices dueños lanzando los palos a sus mascotas, pero si estos los mastican pueden llegar a perforarse el intestino y a crear desgaste en sus dientes y úlceras bucales. ¡Rompe la norma y siempre cómprale juguetes aunque sea de tamaño grande!

 

  • Las toallitas húmedas: cuando huelen a frutas como el coco o el plátano, pueden llegar a confundir al perro que puede desear comérselas. ¡Guárdalas, ya que podrían generar grandes indigestiones y también envenenamientos por todos los productos químicos que contienen!

 

  • Gomaespuma: si rasgan una colchoneta, o un cojín, puede provocar asfixia. No quieras tener un susto y siempre vigílalos, cuando haya algún objeto de estas características cerca.

 

  • Las uvas y las pasas: ¡causan insuficiencia renal aunque le des pocas, así que intenta evitar darles estas golosinas!

 

  • Suplementos alimenticios: guarda tus tabletas de vitamina C, los caramelos blandos vitaminados, así como las pastillas de hierro, aunque sean de herbolario, ya que esto puede causar un gran envenenamiento peligroso para la vida del animal.

  • Colillas de cigarros: aunque parece una tontería, nunca debes tirar colillas de cigarro al suelo, ya que si tu perro las ingiere, podrían sufrir de vómitos, temblores y la muerte. Igual si encuentran un paquete de tabaco. ¡Protégelos!

 

  • Masa de respostería cruda: si tienes alguna masa para pan, donuts o bollitos a fermentar, asegúrate de que esta no está al alcance de tu perro, las masas con levadura cruda pueden llegar a expandirse en el estómago del perro, causando que el estómago se retuerce o que la sangre no llegue correctamente a todos sus órganos, siendo necesario operarle para retirársela.

 

  • Las pastillas de chicle: la mayoría de los chicles sin azúcar contienen fenilalanina y xilitol, ten cuidado si accede a ellas porque puede provocarles bajadas de azúcar en sangre importantes y también insuficiencias hepáticas.

 

  • Veneno para ratas: si vives en el campo, almacenas grano y utilizas el veneno para ratas para controlar las plagas, debes mantener a tu perro lejos de este gran contaminante, que les provoca por envenenamiento la muerte segura.

 

Ahora que ya sabes todas las sustancias venenosas para tu perro podrás poner en práctica una mejor organización de tus estanterías y armarios.

Pero… en caso de que pase algo sin haberlo podido evitar… ¿cómo reaccionar ante ello?

Los síntomas de envenenamiento en perros se identifican de manera fácil, podrás notar como tu perro vomita y tiene diarrea y como también saliva de manera anormal. A medida que la sustancia penetra más en el organismo, se presenta una silueta arqueada del animal, que es síntoma de dolor, bajadas de tensión, convulsiones, desvanecimiento  y pérdida visual.

Tan pronto lleves a tu mejor amigo al veterinario de urgencias, antes podrán tratarlo, evitando un desastre.

Un buen remedio para hacer que el proceso no avance, es darle carbón activado (quemando por completo un alimento) disuelto en un poquito de agua.

El veterinario después sabrá actuar aplicando la medicina pertinente, vía inyección así como suero si es necesario. A veces habrá que hacer cirugía si hay instrucción intestinal.

¡Mantente atento/a y tu perro será un animal protegido y feliz!

 

¿Te gusta cuidar a tu fiel amigo? >