¿Porque los piensos comerciales se conservan durante tanto tiempo?

Conoce qué conservantes contienen los piensos comerciales que compras habitualmente

 

Muchos de los piensos que compras habitualmente en tu hipermercado habitual, tienen conservantes que pueden estar dañando seriamente la salud de tu animal de compañía.

¿Lo sabías?

 

Normalmente se agregan durante el proceso de fabricación y las grandes empresas se apoyan en sustancias sustraídas de plantas o frutas, en combinación con otros componentes químicos, que ayudan al correcto almacenamiento de la comida, impidiendo que en el pienso se desarrollen mohos así como bacterias nocivas.

 

Todos los piensos industriales llevan aditivos y conservantes para que su producción sea rentable, ya que fabrican mucha cantidad de los mismos y éstos están diseñados para durar meses intactos.

 

La gran cantidad de proteína y grasa, hace que sea un producto altamente delicado, al que siempre hay que agregarle este tipo de sustancias

 

Algunos de los aditivos y conservantes que te encontrarás en las marcas de piensos para perros no naturalesson:

  • El ácido láctico, el ácido tartárico, el ácido cítrico…

 

  • La vitamina C y la E (conservante natural)

 

  • Los tocoferoles

 

  • El BHA y el BHT (potenciadores del cáncer) El BHA, en concreto, es el responsable de realizar una función conservante así como estabilizante y antioxidante en la comida. Causa muchos tipos de alergias en el animal y a largo plazo puede provocar eccemas difíciles de controlar, para los que incluso se necesita medicación. La piel se ve afectada, pero no únicamente eso, ya que también podrá crear daños en los riñones, haciendo que el organismo se purifique peor, ayudando también a que el hígado se atasque y no depure el organismo.

También se han realizado estudios en los que se ha podido comprobar como un alto nivel de BHA en sangre, puede causar problemas en el sistema inmunitario de los animales, favoreciendo también la bajada de leucocitos. El BHT, por otra parte, puede aumentar también la oportunidad de contraer enfermedades cancerígenas, incluso más que el BHA, por eso merece la pena prestar la atención adecuada a los etiquetados para que elimines cuanto antes, este tipo de comida que contiene agentes nocivos para tu mascota.

 

  • El glicol de propileno (uno de los más tóxicos, según los expertos, ya que puede acarrear problemas en la sangre, acumulando toxinas, acortando la vida de nuestras mascotas. Las entidades de compuestos químicos no han querido especificar más los efectos secundarios del glicol de propileno, por lo que se ha quedado en el ranquin de los conservantes más misteriosos pero también peligrosos)

 

  • La etoxiquina (se utiliza como conservante en los piensos industriales, pero también como plaguicida, de ahí que se haya querido prohibir, causando todo tipo de problemas para drenar, haciendo que el funcionamiento de los riñones y el hígado se complique, volviéndose más lento. Aunque no es lo único, ya que también puede ocasionar problemas de piel, así como dolencias de la glándula tiroidea. También en diferentes investigaciones científicas, se le atribuyó el poder de interferir en la reproducción, creando dificultades para concebir o también cachorros con peso pequeño. En el año 1995 se identificó como un problema y después se intentó reducir la cantidad expuesta en los piensos para perros)

 

  • El galato de propilo (aunque en sí no es maligno, lo peor ocurre en la transformación de esta sustancia en el intestino, provocando propanol y ácido gálico. Hay muchas dolencias que puede provocar entre ellas, hiperactividad o también eczema.)

 

  • El aceite de maíz (aunque no es uno de los más contaminantes y agresivos, puede ocasionar alergias y también problemas en la piel en los perros. Los piensos lo contienen porque produce un efecto emulsionante en las croquetas, por ello es de vital importancia para que la croqueta del pienso quede totalmente integra y con una apariencia estable.)

 

  • El glutamato (aunque cumple una función de saborizante, también es un elemento negativo en la dieta de nuestros mejore amigos, ya que pueden llegar a crear alteraciones mutagénicas y teratogénicas, pudiendo también al igual que la etoxiquina, crear alteraciones en los cachorros al nacer y también en la fecundación.)

 

  • El nitrato de potasio y el nitrato de sodio (que es el aditivo que colocan en las carnes para el consumo humano, también es usado para los piensos industriales de los perros. Durante el proceso de masticación, y gracias a la saliva, se generan nitrosaminas, un componente agresivo para los organismos tanto de las personas como de los perros, haciendo que el padecimiento del cáncer hepático así como pancreático sea mucho más probable. En cantidades excesivas, puede provocar la falta de oxígeno en el cerebro) cuando los nitratos se exponen al aire, éstos se convierten en nitritos. Los nitritos también pueden causar botulismo, aunque no es lo único, ya que también puede predisponer al organismo a ciertos padecimientos de cáncer del sistema digestivo.

 

  • El manitol (en dosis elevadas y continuadas, puede provocar un efecto diurético no deseado, así como diarreas)

 

  • El Cloruro estannoso (suele utilizarse como sustituto de la sal, así como aditivo, pero es una sustancia problemática para perros que haya tenido ya algún problema en el riñón)

 

  • El polifosfato de calcio (provoca en grandes cantidades y proporcionado de manera continuada, problemas de digestión así como hiperactividad. Puede llegar a ser un problema en la absorción de calcio y también del fósforo)

 

 

 

Además de todos estos conservantes y aditivos, se han registrado otros que son poco recomendables para la alimentación animal. Entre ellos se encuentran, ciertos colorantes tales como:

  • E-102 Tartracina
  • E-104 Amarillo de quinoleína
  • E-110 Amarillo anaranjado S y amarillo ocaso FCF
  • E-122 Azorrubina
  • E-123 Amaranto
  • E-124 Rojo cochinilla y Ponceau 4R
  • E-127 Eritrosina
  • E-131 Azul Patentano V
  • E-142 Verde ácido brillante y verde lisamina
  • E-151 Negro brillante BN

 

La mayoría puede llegar a provocar alergias, sobre todo el de color amarillo 5. El colorante amarillo 6 también puede llegar a dañar los riñones, así como las glándulas suprarrenales. Aumentando también las probabilidades de sufrir cáncer en el futuro. El colorante azul 2 también ha causado tumores en investigaciones realizadas a ratones, por lo que en otros organismos animales, también será probable que aumenten las probabilidades de sufrir alguna de estas enfermedades.

 

Básicamente, en la alimentación para perros se utilizan los colorantes, para hacer que las croquetas tengan un color apetecible y para que los humanos también compren más snacks para los perros. En realidad para los perros no es un ingrediente necesario, ya que la vista de ellos no es tan aguda percibiendo todo tipo de colores, pero sí ayuda a influir en la decisión de compra final del dueño, decantándose por un producto u otro, por su aspecto brillante, que siempre se relacionará con crujiente y fresco.

 

Hay otros estabilizadores que no son recomendables y entre ellos nos encontramos con:

  • La Polidextrosa (también se usa como inhibidor de la grasa y es fibra, básicamente, no siendo realmente tóxica, pero sí perjudicial en aquellos perros que no están habituados a consumirla, causando diarreas así como flatulencias de mal olor en la mayoría de animales.
  • El Polisorbato
  • El Hidroxipropil de almidón (son almidones modificados y después tras encontrarse en los intestinos sus componentes son aprovechados por las bacterias intestinales)

 

Sería recomendable que a la hora de pensar en una vida saludable para tu perro, intentaras evitar este tipo de piensos con conservantes, haciendo que lleve una vida mucho más tranquila, feliz y también libre de probabilidades de poseer enfermedades graves como el cáncer.

 

Es importante, para ello, que comiences a leer las etiquetas de los piensos y comida húmeda para perros y que dediques un tiempo en saber que podría causar cada componente en tu mejor amigo.

 

 

Para que te hagas una idea, más del 40% de las muertes de perros en los Estados Unidos se deben a una descuidada nutrición, siendo esta rica en grasas y en los aditivos antes nombrados. Las complicaciones de salud están más asociadas al cáncer, aunque también aparecen cada día más casos de fallos y disfunciones en los riñones así como incapacidad para depurar las toxinas, provocando lentos funcionamientos del hígado.
La mayoría de los aditivos para piensos de perros, están regulados por las administraciones correspondientes, así que siempre es complicado saber con total seguridad si no entiendes del tema, qué estás comprando y si verdaderamente éste será un alimento totalmente completo y sano para tu mascota.

 

Entonces… ¿qué aditivos son recomendables y de cuales nos podemos fiar?

 

En los piensos industriales para perros, siempre es importante  fijarse en la composición final, al final de la lista, donde sí suelen poner el listado de aditivos y conservantes que contiene.

 

Los que tu perro podrá tomar sin ningún problema, son aquellos derivados de una producción natural como pueden ser el calcio, el ácido fólico, la vitamina E y la C.

 

Lamentablemente, en los piensos del hipermercado para perros, encontrarás en mayor medida los conservantes artificiales, ya que son menos costosos de producir, dejando a un lado a las propias vitaminas, que ya de por si tienen un efecto inmediato conservador.

 

Sustancias nocivas que también se encuentran en los piensos para perros industriales

 

Sin embargo, si quieres velar por una correcta  nutrición en tu mascota, también has de fijarte en aquellos tipos de aditivos que contiene el alimento, a veces también te podrán jugar una mala pasada, junto con los antifúngicos y los antimicrobianos, los colorantes artificiales, los emulgentes y los saborizantes.

 

 

Como ves, hablar de salud y de todos estos compuestos es un método de poder actuar inteligentemente.

 

Ya que deseamos darle lo mejor a nuestro perro ¿por qué no apostar por una mejor alimentación, que es lo esencial en el día a día de un ser vivo?

 

Optando por piensos naturales para perros, te ahorrarás la ingesta de todo tipo de colorantes, aditivos y conservantes, generando una salud mucho más estable y más sana para tu mejor amigo.