Recetas de cocina para perros que sí podrás preparar en casa

La senda de la alimentación sana, natural y casera: lo mejor para aumentar la calidad de vida de tu mejor amigo

 

Muchos especialistas en medicina veterinaria hablan de la necesidad de buscar una alimentación mucho más sana y natural para tu perro.

 

Al igual que con nosotros el consumo de todo tipo de conservantes y colorantes de manera continuada hace que ellos puedan caer en terribles enfermedades crónicas, como la alergia de la piel, las intolerancias alimenticias, el cáncer o la hiperactividad.

 

Eso por no hablar del colesterol, que puede ser ocasionado por el consumo de piensos demasiado grasos. ¡Que también pueden dañar el hígado!

 

Un buen pienso debe de tener la menor cantidad posible de aditivos, conservantes y colorantes, asegurando que sea un producto fresco para tu mascota pero también nutritivo. Reconocerás los mejores por su gran cantidad de proteínas, en forma de pollo, pavo, buey o salmón.

 

Todos los seres vivos, nos nutrimos de aquello que ingerimos, esos nutrientes llegan a formar parte de los órganos vitales, de la sangre que los alimenta… verdades de alto poder, que nos invita a ¡preocuparnos de elegir la mejor comida!

 

Y es que elegir la comida más sana, más completa a nivel nutricional, desde los primeros meses de vida del cachorro, ayuda a que esté viva un promedio más de 3-4 años con unas buenas condiciones de salud y sin achaques.

 

Pienso natural y snacks hechos en casa: la clave para ayudar a tu perro a que sea ¡un súper perro!

Junto a la administración de un pienso natural, te encantará tener un snack de tu lado, también libre de grasas y colorantes artificiales, que poder darle a tu perro sin remordimientos.

 

No dejes de lado los snacks de higiene oral, pero sustituye las galletas y premios (que contienen subproductos animales) por otros snacks hechos en casa que no sustituirán una amenaza para tu mejor amigo.

 

Deberás utilizar ingredientes recién comprados, como los huevos del día, avena, arroz cocido, manzanas ralladas y en general hortalizas frescas como la zanahoria rallada. Son ingredientes que tomados con mesura no les harán daño y sin duda, darán lugar a una galleta o tosta mucho más saludable que las galletas de supermercado.

 

¿Has oído hablar alguna vez de las pastelerías para perros que están creciendo y apareciendo cada vez más en las grandes ciudades?

 

Muchas de ellas tienen sellos de veterinarios así como del ministerio de agricultura, que les permite garantizar que sus productos son de calidad y que son aptos para el consumo canino.

 

De esta manera se cumple una gran necesidad y búsqueda de los dueños que tienen perros, ¡encontrar galletas, donuts, tartas para cumpleaños y pizzas que sean fáciles de tolerar por el estómago de los perros!

 

Si te animas a cocinar en casa para tus perros, hoy voy a ayudarte a recopilar alguna receta que podrá ayudarte. Son fáciles de hacer, apetitosas, ambos las podéis comer y ¡para ellos son muy fáciles de digerir! Eliminando todos aquellos snacks para siempre que te parezcan muy condimentados, artificiales y sin gusto.

 

¿Estás preparado/a para cocinar lo mejor en casa y alimentar a tu perro junto a su pienso natural de la mejor manera?

 

3 recetas de cocina para perros que amarán ¡y que adorarán que se las hagas!

Dos de las recetas de cocina que a los perros más les gustan son las galletas. El aroma a queso y el de la manzana, harán que salten de contentos tan pronto sepan que las están horneando. Los polos aunque son mejores para el verano, puedes dárselos (un trocito) cuando estén muy fatigados o sedientos, lo disfrutarán y comerán ¡como si no hubiera un mañana!

 

Galletas de avena y manzana para perros

 

Las galletas de avena y manzana para perros son muy especiales, son suaves, ayudan a mantener una buena digestión, tienen fibra, perfecta para hacer heces compactas pero abundantes y evitar el estreñimiento y además, tienen un aroma muy adictivo.
Para prepararlas tan sólo necesitarás: 1 huevo, 1 cucharada de aceite de girasol, 1 manzana recién rallada, 150 gramos de avena picadita, 50 gramos de harina y 5 cucharadas de agua.
Deberás mezclarlo todo en un bol hondo y en una bandeja de horno engrasada con mantequilla o aceite, colocar ya la forma de las galletas, redondas o cuadradas. Hornea a 200º al menos 10 minutos, comprobando que se han cocinado, y deja enfriar.
Como ves, no se le suele agregar azúcar nunca, ya que como alguna vez habrás escuchado, ese alimento es perjudicial para los ojos de los perros y su organismo, ayudándoles a padecer diabetes.

 

Si quieres darle un toque festivo, (y si tú no las vas a probar), compra una barrita de chocolate para perros y derrítela al Baño María. Adorna las galletas con este chocolate, pintando rayas o bañando una capa en él. ¡Ellos se volverán locos de alegría con estas galletas para perros caseras!

Polos de pera, melón y arándanos para perros

 

Si tienes unos moldes de polos de silicona será muy fácil armar los pequeños helados caseros para perros.

 

Tan sólo mezcla el jugo de medio kilo de manzanas, con unos trocitos (mejor en daditos) de pera conferencia, daditos de melón y arándanos. Vuelca esta mezcla en los moldes y mete en el congelador al menos 5 horas.

 

Deberán solidificar por completo.

 

Para que te sea más fácil desmoldarlos, puedes untar el molde con un poquito de mantequilla. Aunque si son de silicona no será necesario.

 

Los perros aman este tipo de postre, porque contiene varias de sus frutas preferidas: la pera tan dulce y con esa agua tan deliciosa, los arándanos que tanto aman coger al vuelo, y el melón tan fresquito y tan rico en agua.

 

Los polos siempre que se los des de vez en cuando no representan una amenaza para ellos, pero claro, siempre sin abusar.

 

Si vas a usar jugo de manzana ya comprado, asegúrate de que es un zumo sin azúcares. En la mayoría de los supermercados encontrarás varios tipos de jugos que se adaptan a esta petición, hazlo por tu mejor amigo, ¡ya que si les das azúcar estarás interfiriendo en su buena salud!

 

Galletas de queso para perros

 

Las galletas de queso para perros, son otros de los aperitivos que a ellos más les gustarán. Son apetitosas, nada pesadas y ellos las amarán porque el queso es otro de los alimentos que más prefieren. Puedes hacerlas con un queso rallado bajo en grasa, así como con mozzarella rallada o queso fresco.

 

Todos los quesos fundentes son excelentes, pero intenta evitar los quesos curados, ya que suelen ser muy fuertes para nuestros mejores compañeros.
Para hacer las galletas, tan sólo mezcla un vaso de harina, con medio vasito de queso rallado y agrega un poquito de leche de soja o agua. No uses leche de vaca para evitar que la digestión de tu perro sea más pesada. Forma galletitas de medio centímetro de ancho y después hornéalas a 200º al menos 10-12 minutos. Observa si están hechas y después, deja enfriar.

 

Como ves, es muy fácil preparar un buen snack en unos minutos. Siempre podrás tenerlos en casa en una cajita de galletas metálica y conservarlos así al menos hasta 2 semanas, en un ambiente seco y no húmedo.

 

Es una excelente idea para reducir el consumo de snacks con grasas, como te comentaba antes, pero sobre todo para ver más feliz a tu perro.

Al ver tantas recetas aptas para perros, muchas personas tienen dudas acerca de cómo adaptar una receta de dulces humanos. Lo primero que debes eliminar es la sal, así como las especias y condimentos, así como el azúcar. Tampoco es recomendable abusar de la miel (pudiéndole dar un toque pequeño)

 

Los lácteos siempre se deben omitir si se sabe que el perro tiene intolerancia a los productos derivados de la leche y deberás apostar por el queso bajo en grasas sin lactosa y la leche de soja o almendras.

 

También se han de evitar los siropes así como todo tipo de mantequillas que para ellos serían muy nocivas. La mayoría de nuestros postres son tan adictivos para ellos porque son ricos en grasas y en sabor, pero pueden costarles una gran indigestión.

 

Es por ello que a la hora de elaborar una receta para perros se ha de velar por un correcto uso de alimentos de fácil asimilación y también por un orden en los ingredientes elegidos, haciendo que cada bocado sea perfecto. Por supuesto, siempre recuerda todos los alimentos que no podrás usar tales como el chocolate para humanos, las pasas y los toppings de caramelo y advierte a tus niños, si vais a cocinar juntos. De esta manera, todos podréis disfrutar de un dulce casero y de snacks mucho más confortables para todos, sin privarle a tu mascota de un poquito.

 

Los perros también disfrutan mucho de la comida y aprecian si esta es recién hecha y sana, sabiendo con antelación que vas a compartir con él/ella un bocado digno de Dioses. ¿Te imaginabas que podrías hacer a tu mascota tan feliz con tan poco?